Sep
25

Zinemaldia 2014: recta final

Juan G. Andrés (@foteropanico)

El martes fue el día D, una jornada histórica en la que, por primera vez en 62 años, la Sección Oficial acogía una película rodada íntegramente en euskera. Tras las primeras proyecciones, ese hecho, sin duda meritorio, ha ido pasando a un segundo plano y las crónicas han destacado, por encima de todo, la gran calidad de la película. Jon Garaño y Jose Mari Goenaga habían apuntado buenas maneras en 80 egunean, su estupendo debut, pero con Loreak han dado un paso adelante al contar de forma más madura una historia sobre el duelo, la memoria y el modo en que los muertos condicionan la existencia de los vivos. Con un trío femenino en estado de gracia y un tono tan sosegado como emocionante, Loreak la habitan personajes muy vascos en su forma de gestionar los sentimientos, pero los directores los ponen al servicio de una historia universal. Garaño y Goenaga pueden estar orgullosos de haber entrado en la competición por la puerta grande, sin paternalismos ni gaitas… De hecho, si a estas alturas de festival hiciéramos un Top-5 de los títulos que optan a la Concha de Oro, Loreak estaría en él, muy por encima de las obras de cineastas más veteranos y prestigiosos.

Seguir leyendo

Sep
23

Zinemaldia 2014: paso del ecuador

Juan G. Andrés (@foteropanico)

La 62ª edición del Zinemaldia comenzaba hace cinco días con la proyección de The Equalizer, en la que Denzel ‘Carapalo’ Washington tardaba más de media hora en repartir estopa para luego emplear el resto del metraje en recuperar el tiempo perdido. Mezcla de Terminator 2 y Charles Bronson, su justiciero personaje se sumerge en un macabro bricomanía que consigue mantener a raya a los pérfidos rusos a base de taladro, maza, camping-gas y cualquier otro utensilio a la venta en su Leroy Merlin más cercano. En cuanto a su eficacia y rapidez, baste decir que a su lado Jack Bauer parece un mindundi aficinado. Conclusión: Fuqua estuvo muchísimo más atinado en Training Day, su anterior colaboración con Washington, donde había una trama más sólida y personajes interesantes. Imperdonable el spoiler de El viejo y el mar.

Seguir leyendo

Mar
19

Un Mojo muy bien trabajado

Juan G. Andrés (@foteropanico)

En tan solo cinco años, el Mojo Workin’ ha logrado consolidarse como uno más de esos pequeños-grandes-festivales que hacen de Donostia una plaza musical envidiable: Lurrazpiko Festa, Open Rock Gaua, Ze Premikin… Son citas organizadas con menos dinero y más imaginación que los multitudinarios eventos veraniegos y junto a la sabrosa oferta semanal de las salas públicas y privadas, contribuyen a la existencia de una programación musical variada y abundante, también durante el crudo invierno.

Seguir leyendo

Oct
4

Un festival para ponerse las botas

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Los responsables del festival Donostikluba suelen aludir siempre al carácter íntimo y familiar de una cita en la que los músicos están más cerca del espectador que en ningún otro sitio: cerca en todos los sentidos, en el físico y también en el emocional. Artistas y espectadores -suele recordar Sergio Cruzado- entran y salen por la misma puerta; comparten conversaciones, cervezas y anécdotas; se dedican elogios mutuos; disfrutan de la música de un modo inusualmente directo… A cualquiera que no haya tenido la fortuna de disfrutar de este festival de “conciertos XL en formato mini” todo esto le puede sonar a lenguaje hueco y a marketing, pero quien estuvo anoche en la primera de las tres jornadas de Donostikluba, sabe que es una verdad tan grande como ese templo musical llamado Gazteszena.
Seguir leyendo