Feb
23

Tres caldos tres

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Al Salda Badago! Jaialdia, esforzada iniciativa para otorgar realce a la escena euskaldun, aún le faltan varios pasos para la consolidación. Lamentablemente, y pese a lo jugoso de un cartel con ADN mayoritariamente navarro, la segunda edición del certamen registró una entrada más bien flojita: menos de un centenar de personas en el desangelado centro cultural Intxaurrondo.

Seguir leyendo

Feb
2

Donostia, capital del underground

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Ayo Silver! ha exhibido más ambición que nunca en la cuarta edición de Lurrazpiko Festa, que comenzó el viernes en la sala Dabadaba. Los powerpoperos valencianos Star Trip defendieron muy bien, y a tres voces, su discazo homónimo; el madrileño (Hugo) Sierra impuso una oscuridad deudora de los Cure; sus paisanos Tigres Leones animaron el cotarro con su pop garajero repleto de urgentes e infalibles melodías, y la propuesta densa e impactante de las portuguesas Pega Monstro mereció mejor suerte.

Seguir leyendo

May
19

Un rato realmente bueno

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Convertido desde hace meses en el Espacio 2016, el antiguo edificio de los Bomberos acogió el domingo la inauguración del Music Box Festibala, un atractivo programa de conciertos coproducidos por la capitalidad cultural y la promotora Ginmúsica para sorprender con propuestas en escenarios no habituales. La planta baja apareció engalanada con telones, luces sugerentes y proyecciones que realzaron el encanto de tan singular espacio.

Seguir leyendo

Abr
15

Unos suizos nada neutrales

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Llegados desde el país neutral por excelencia, The Monsters arrasaron como cabezas de cartel del segundo Ur Beltz jaialdia, celebrado el sábado en Intxaurrondo. Tras los estupendos bolos de Gora Gora Kids y Lie Detectors, la banda suiza apareció en el escenario y empapó al público con su rock cavernícola y sin aditivos. Quizá por las pintas de puretas uniformados que gastaban los cuatro individuos, la actuación pilló a contrapié al personal, estupefacto ante tan cruda eyaculación sonora: no hubo neutralidad ni medias tintas en un concierto explosivo en el que hubo rock and roll, punk, rockabilly, garaje y un innegable deje metalero. Y fotográficamente, dieron mucho juego.

Seguir leyendo