La alegría de escuchar

Juan G. Andrés (@foteropanico)

Dice mi buen amigo Fernando que parezco el agente artístico de Rafael Berrio, que lo saco más en el blog que a ningún otro artista. No le falta razón, pero también es cierto que si mi amigo se hubiera detenido a escuchar con atención sus arrebatadoras canciones, no tendría ningún reproche que hacerme: entendería perfectamente por qué no puedo evitar volver a él con la mínima excusa, bien sea a través de entrevistas, crónicas o fotos de conciertos (1, 2, 3, 4, 5…), bien sea mediante phantasmales imágenes promocionales. Hoy reincido, inasequible al desaliento, pero presento a Berrio junto a uno de sus principales aliados: el pianista Joserra Senperena, que ha producido y dirigido los maravillosos arreglos orquestales de sus últimos dos discos.


Esta vapuleada profesión periodística aún proporciona satisfacciones de vez en cuando y ayer me brindó la ocasión de reunir a ambos músicos, amigos y colaboradores, para una entrevista conjunta que se publica hoy en Noticias de Gipuzkoa. Da la casualidad de que ambos actúan esta tarde en Donostia por separado, Berrio en Arteleku y Senperena en el Victoria Eugenia, donde presentarán sus respectivos discos, Diarios y 10 trio piano, biolin eta akordeoirako, los dos muy recomendables (aquí la doble reseña). Disfruté muchísimo escuchando y encauzando una charla de tres cuartos de hora, y a modo de propina me obsequiaron con dos piezas en directo que grabé para el blog del periódico y que reproduzco a continuación.

El segundo vídeo, Cuentos para adultos nº 6, es un tema de Joserra que éste toca solo al piano, y el primero, La alegría de vivir, es la canción que abre los nuevos Diarios de Berrio. Suele cantarla con guitarra española pero aquí la interpreta en exclusiva, en un formato nada habitual de voz y piano, junto a Senperena, con quien raramente actúa en directo. Las grabaciones no tienen buen sonido pero no es culpa de los músicos, sino de un servidor y de su rudimentaria cámara compacta. En directo, en la intimidad del salón de Senperena, sonaba sublime. Un auténtico privilegio.


2 Comments on “La alegría de escuchar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *