Spielberg desencadenado

Juan G. Andrés (@foteropanico)

No veía una película de Steven Spielberg en el cine desde la cuarta entrega de Indiana Jones en 2008. A priori, tampoco tenía demasiado interés en Lincoln, entre otras cosas porque imaginaba una hagiografía al uso del presidente y también por la insistente manera en que nos han avasallado con su maquinaria promocional y sus doce nominaciones a los Oscar. “Ya la veré en DVD”, pensé. Pero hete aquí que los amigos de @SadeCines se animaron finalmente a programarla en versión original y decidimos probar suerte con esta historia que está ambientada en la Guerra de Secesión pero transcurre en interiores, en las cámaras y despachos donde se cocinó la 13ª enmienda que rompió las cadenas de la esclavitud en EEUU.

Reconozco que en la primera media hora anduve un pelín despistado con la terminología y con tanto dato histórico e incluso me sentí asustado/abrumado por el tono discursivo de la película. Pero poco a poco, la historia me fue atrapando, sobre todo, por el modo en que avanza la narración, con una puesta en escena clasiquísima y casi teatral. Por supuesto, el papelón de Daniel Day-Lewis es de cortar la respiración (es alucinante ver cómo camina, cómo habla, cómo respira), y también es más que loable el trabajo del resto del reparto, en el que destacan David Strathairn, Sally Field y Tommy Lee Jones, que se reserva hacia el final una de las secuencias más emocionantes del filme.

Corresponderá a historiadores y estudiosos valorar cuán hagiográfico y/o acertado es el retrato del presidente que mejor ha llevado sobre su cabeza un sombrero de copa, pero no se le puede negar a Spielberg el mérito de haber optado por describir a Lincoln con sus luces pero también con sus sombras, dejando en el aire la eterna pregunta sobre si el fin (la abolición de la esclavitud en este caso) justifica los medios (corruptelas, sobornos y demás). Por supuesto, no llega al nivel de las obras maestras de su director, pero sí resulta un trabajo muy notable.

2 Comments on “Spielberg desencadenado

  1.  by  Poulidor77

    Estoy muy de acuerdo en casi todo (a mi me sobró la escena de cama de Tommy Lee Jones).

    Creo que la dirección es brutal, lo mismo que la interpretación de Daniel Day Lewis.

    Tenía miedo de que, como decías, pudiese ser una hagiografía, pero no, en absoluto. Lincoln se muestra poderoso y no duda en usar su poder en las zonas más grises de la moral. Por momentos me recordó a tramas de “El ala oeste de la casa blanca”. Yo hubiese metido algo de tijera, pero creo que es una película notable.

    •  by  Juan G. Andrés

      Quizá no habría pasado nada (todo lo contrario) si el metraje fuera más reducido, pero parece el signo de los tiempos: películas de hora y media.
      ¿No te gustó lo Tommy Lee Jones encamado? Me pareció precioso…
      Y qué bien que digas lo del Ala oeste porque estuve a punto de utilizar el juego de palabras para titular la crítica. Ciertamente, parecía un ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ en película de época…
      XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *